Eloisaodiosa y su Karma

Eloisaodiosa y su Karma
Eloisaodiosa

martes, 16 de abril de 2013

Bañada en sudor me sumerjo en el cafe.






   Estoy aqui ,  bañada por mis imágenes , mis sueños y el deleite de existir. La emoción de saber que mi corazón late ,  mi sangre borbollonea ,  que mi pulso se acelera y mi intimidad agazapa.
Es la hora de un café , de las perlas  y de las rosas .
Porque ?
El saber vivir está en mis dias de emociones y ellas me embargan y hacen sonreir .  Mi alegre sonrisa y ese dulce despertar que me trae todas las mañanas es existir. El café , ceremonia en mi Templo ,  mi Iglesia , donde están las virtudes de mi ser al que amo , es mi casa.
La ceremonia se realiza en la cocina , en ese espacio  queda santificado el dia ,  cuando sorbo el primer latido del café en mi boca... allí está la verdad y la vida , está la luz de camino del día.
Soy yo con mi yo , en una orgía de amor y emoción , saber que nos quedan tantas horas juntos , saber que tengo este cuerpo para realizar los caminos y mi otro yo , que embelesado me observa y dicta sentencia con el hambre voraz de que puede estar vivo si yo hago lo que el me dice.
Somos felices...mi yo y mi yo.
El café primero ,  porque el despertar es ser yo misma el sol. Desde mi propio ser alumbro y doy luz a todo lo que realice cada segundo. Soy yo misma la que fertilizo mis propios actos , cosecho lo que el día de ayer realicé.
Soy el SolSoy la Vida . Soy a imagen y semejanza de quien me guia...mi Yo interior.
Luego del café , comienza la dicha del baño matutino.
El chorro de agua , tibia se puede oir como una música , es el murmullo  que se une a los latidos de mi corazón.
     
 Hoy , es mi deseo , escuchar música.
No relax...no.
Será entonces la música que me induzca a elevar mis fantasias a límite de las burbujas que  llenan la tina. Mis pies , van tocando las perlas y con impetu , alcanzo las rosas blancas , posadas en el borde .
Las huelo  y que extasis.
Mi pocillo de café humea , junto a los granos de café que algunas veces coloco delicadamente en la jabonera de porcelana. Tan blanca como las perlas ,  como la espuma ,  como las rosas.
Entrecierro los ojos y mis manos buscan placenteramente las perlas que ruedan en el fondo de la tina...
Estoy en un valle , caminando casi desnuda.
El soplo de la brisa coquetea con mi muselina que envuelve mi cuerpo.
Se pega dandole una textura a mi piel.
Y sonrio , pensando en mis pícaras fantasias.
Desde ese escenario , alma y cuerpo , comulgan.
Que misterio es mi ser , alboroto que recorre todas las distancias.

Estoy bailando en mi mente ,  y mis manos se levantan por encima de la espuma y bailan un flamenco de donaires y centellean coplas del silencio.
La música invade el ambiente.

  Y me lleva muy lejos.
Me encuentro en una carpa ,  vestida apenas ante un amo que es mi señor.
Me besa suavemente y toma mis manos con ternura, atrayendo mi cuerpo hacia el suyo.
 
Le ofrezco mis labios y sin hacer esperar ,  un beso  aspira mi alma .
Cada acto de amor ,  es la resurrección de cada espiritu , corrompido por el vivir y esos segundos de amor ,  lo eleva y purifica.
El aroma del café me estrecha y sumerge.